lunes, 7 de julio de 2014

Mascarillas caseras para las arrugas


Las mascarillas caseras son un exelente opción para todas aquellas personas que huyen de los conservantes, colorantes y emulgentes artificiales. Son un poquito más incómodas, por el tiempo que se tarda en prepararlas.

Cada persona es única, por tanto, cada piel es diferente. Existen unas reglas básicas para que puedas decidir cuál es la mejor  mascarilla para tu tipo de piel y con cuál vas a obtener mejores resultados, pero sólo probando unas y otras conocerás la más indicada para ti.

A continuación, encontrarás dos recetas sencillas de mascarillas que puedes hacer en tu propia casa.

1. MASCARILLA DE LEVADURA DE CERVEZA:

Es rica en vitaminas B y H, potasio, fósforo y calcio, y es muy recomendable tanto como para uso externo e interno, limpia, nutre y normaliza la piel. Esta mascarilla es apropiada para pieles secas, cansadas y deshidratadas.
Atenúa las arrugas existentes, aporta luminosidad al rostro y aumenta el indice de hidratació en las capas superiores de la epidermis. También acelera la reparación natural de las células dañadas por las exposiciones solares.

MODO DE PREPACIÓN:

-Pon en un recipiente una cucharadita de levadura de cerveza.
-Añade dos yemas de huevo y dos cucharaditas de miel.
- 1/2 cucharadita de vinagre de sidra y dos cucharaditas de nata agria.
- Batir todos los ingredientes con una batidora eléctrica. Si queda muy espesa, añadir un chorrito de leche entera.
- Aplicala sobre tu rostro y déjala actuar durante 20 minutos. Retírala con abundante agua y aplica tu crema de rostro habitual. 
- Puedes utilizarla una vez por semana.

2. MASCARILLA DE AVENA:

El grano de la avena es rico en proteínas, potásio, hierro, magnesio, fosfato y sílices.
Las propiedades cosméticas de la avena que nos aporta son muy benéficas para la higiene de las pieles secas, sensibles e irritadas. Antialérgica y antioxidante, protege la epidermis y mantiene la hidratación. Es vigorizante, favoreciendo la renovación celular. Suaviza la piel y le proporciona tersura. También calma la irritación causada por agentes externos. Es antiinflamatoria y sicatrizante.

MODO DE PREPARACIÓN:

-Mezcle en un recipiente 1 cucharadita de levadura de cerveza 
-3 cucharaditas de avena 
- 1 cucharadita de aceite de almendras y una de aceite de soja.
- Mezclar los ingredientes y embazar en un recipiente de cristal.
- Aplicar en el rostro y dejar actuar durante 20 minutos.
- Retírala suavemente con una esponja natural. A continuación notarás la suavidad que deja en tu piel.
- podrás guardar el resto para próximas aplicaciones  en el frigorífico ya que dura bastante tiempo en optimas condiciones.
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario