lunes, 23 de marzo de 2015

5 Extraordinarias Recetas con Arcilla según tu tipo de Piel





Por muchos son conocido los indiscutibles beneficios que la arcilla aporta a la piel.
La arcilla es una aliada de la salud y, además, es ideal para tratamientos cosméticos y de belleza. Con efecto revitalizante, tensor de los tejidos, mineralizante, estimulante, desinfectante y suavizante.

Como tratamiento de belleza la arcilla se aplica sobre la piel, en la cara y en el cuello, en forma de máscarilla, sirve para acelerar la oxidación y la circulación, para estimular las funciones defensivas del organísmo y elevar la temperatura del cuerpo. Además, equilibra y revitaliza.

Al ser tan absorvente, limpia a fondo, arrastra las toxinas acumuladas bajo la piel y absorbe la grasa de los tejidos. Se puede tratar cualquier mancha o imperfección, granos, barritos, etc.




TIPOS DE ARCILLAS
- Arcilla blanca y amarilla para pieles normales o sensibles.
- Arcilla roja para pieles secas, maduras y con manchas.
- Arcilla verde para pieles mixtas, grasas o con acné.
- Arcilla ghassoul para todo tipo de piel.

 MASCARILLAS DE ARCILLA

1. Mascarilla  facial francesa: 
Arcilla, agua aceite de oliva o aceite de almendras.

2. Mascarilla para piel seca o sensible:
Arcilla blanca, agua mineral, salvado de avena bien molido, aceite de germen de trigo, aceite de almendra dulce y extracto de caléndula o miel. Mezclar los ingrdientes y aplicar sobre rostro y cuello previamente limpios y dejar reposar por 20 minutos. Lavar con abundante agua a temperatura ambiente y posteriormente tonificar y aplicar una crema humectante.

3. Mascarilla de antioxidantes:
4 cucharadas de arcilla, 5 cucharadas de vino tinto, 2 cucharadas de miel. Hacer una mezcla con todos los ingredientes hasta que se haga una pasta homogénea, preparar la piel utilizando una limpiadora según tu tipo de piel. Aplicar la mascarilla y dejar actuar de 10 a 15 minutos, retirar con abundante agua y aplicar un tónico según tu tipo de piel.

4. Mascarillas para piel grasa:
1. Arcilla blanca o verde, agua mineral, gel de algas marinas (molidas) o extracto de algas.

2. 1/4 de taza de arcilla, 1/2 taza de gel de sábila, 1 zanahoria, 2 onzas de zumo de limón, 1 onza de agua. Vierta la arcilla en un recipiente de plástico o de vidrio y agréguele todos los ingredientes. Remuévalo hasta que se mezcle bien, póngale un poco de agua y siga mezclando hasta que este cremoso. Limpie el rostro y proceda a aplicar la mascarilla con la brocha o con las manos suavemente, sin tocar el contorno de los ojos, dejar reposar la mascarilla durante 20 minutos o hasta que se seque. Retirar con abundante agua. Aplicar un tónico astringente.

5. Mascarilla para todo tipo de piel: 
Mezclar 1 o 2 cucharaditas de arcilla Ghassoul  con agua, o mezclarla con un tónico que uses. Añadir a la mezcla unas gotas de aceite esencial adecuado a tu tipo de piel. Mezclar todos los ingredientes y aplicar en el rostro, dejar actuar por 20 minutos y retirar con abundante agua.

Para todas las mascarillas, la mezcla ha de quedar homogénea y con una textura lo bastante espesa que se quede adherida a tu piel. Aplícate una capa de aproximadamente 2 mm. Espera de 15 a 20minutos y retirala con abundante agua. Si antes observas que la mascarilla ya se ha secado, envuelve tu rostro con una toalla mojada y espera a que pase el tiempo necesario. posteriormente te aplicas tu crema habitual, según tu tipo de piel.

TEMAS RELACIONADOS:
- 5 Efoliantes para una piel perfecta


No hay comentarios:

Publicar un comentario