martes, 31 de marzo de 2015

Tips para un maquillaje perfecto



La clave para un buen maquillaje depende en gran parte de la base, y por consiguente debemos saber que tipo de rostro tenemos, para así proceder con la aplicación correcta.

Tipos de rostros: click aquí
Redondo   
Alargado   


Con la base de maquillaje se busca unificar el color y la textura de la piel y, si la consistencia, el color y la forma de aplicación no son los correctos, se arriesga todo el resultado final.

Las hay básicamente, de dos tipos: líquidas y cremosas. Las líquidas, especialmente recomendadas para piel grasa o normal a grasa, son las más livianas y las que menos marcan las arrugas. Algunas llamadas antiage contienen además elementos nutritivos que hidratan la piel y previenen la aparición de arrugas y muchas también han comenzado a incluir en su formula filtros de protección solar. Por su parte, las bases de maquillaje cremosas están indicadas para piel seca o normal a seca y cubren las imperfecciones mejor que las líquidas.

Como la función de una base de maquillaje es uniformar la tonalidad del cutis, no cambiarla, se recomienda elegir una del color más similar posible a la piel, o en su efecto un tono más claro. Si la tonalidad elegida difiere mucho del color del cutis, el maquillaje quedará poco natural. y si, además, esa diferencia va hacia tonos más oscuros, el resultado inevitable es de envejecimiento.


Se recomienda aplicarla cuidadosamente, no con la mano, sino con una pequeña esponja de látex o de goma, espuma, pudiendo incluso utilizar un trozo de esponja común hacia las zonas laterales. Se debe comenzar la aplicación por la parte central del rostro (nariz, mitad de la frente y mentón) para luego expandirla hacia las zonas laterales. Tal aplicación se puede hacer en forma de barrido ascendente o bien mediante suaves golpecitos.

Antes de aplicar la base debemos tener la cara limpia y libre de grasa. Una vez limpia, aplicaremos una crema hidratante o un producto de acción inmediata como los que se venden en ampollas.

Si la forma de tu cara es semejante a un óvalo, Lo único que necesitas es ocultar los pequeños problemas de piel con un corrector. Una cara alargada debe ser visualmente acortada y ensanchada. Una cara redonda debe ser visualmente angostada y la cara cuadrada nescesita ser suavizada.




Notas relacionadas:
Tutorial de pestañas
Tips de maquillaje
Tutorial para maquillar tus ojos
Tratamiento casero para las ojeras
Mascarilla romana para nutrir la piel


No hay comentarios:

Publicar un comentario