viernes, 17 de abril de 2015

Conoce los beneficios de la Chía en la salud y la belleza (Parte 2)



Las semillas de chía son una excelente fuente de fibras y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega-3. La omega-3 reducen la inflamación del cuerpo y contribuyen a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer, artritis y enfermedades cardíacas. Además es excelente para aquellas personas que quieren perder fácilmente de peso, mejorar su resistencia atlética, su energía, y mejorar el aspecto de la piel, el cabello y las uñas.

A las semillas de chía se le atribuyen dos veces más la proteína de cualquier otra semilla, 5 veces el calcio de la leche. Además absorben 10 veces su peso en agua, por lo que son buenos espesantes cuando son sumeridos en líquidos. También le darán una sensación de saciedad, una gran ayuda para perder peso, ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre estables, ideal para todas las personas, especialmente para todos los diabéticos.

Gracias a su alto contenido de antioxidantes las semillas de chía  se mantienen frescas  durante más tiempo y por lo tanto se pueden almacenar en un lugar fresco y seco.



La chía es famosa por sus fitonutrientes, sustancias químicas de la planta que contienen compuestos protectores que previenen enfermedades. Los fitonutrientes de la chía incluyen la quercetina, el kenferol, la miricetina, el ácido clorogénico y el ácido caféico. Su misión es proteger a la planta de las enfermedades, las lesiones, los insectos etc. Esto quiere decir que forman parte del sistema inmunitario de la planta. Y lo que hacen por la planta, también lo pueden hacer por nuestro organísmo.
Aunque los fitoquímicos no están clasificados como nutrientes, los investigadores han determinado que las sustancias químicas de la chía son importantes guardianes de la buena salud porque contribuyen a la prevención de almenos cuatro de las principales enfermedades que causan la mayoria de las muertes en el mundo, como el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión.

La chía y la belleza: los aztecas prensaban la chía para obtener su aceite, que utilizaban para curar e hidratar la pile. También se utilizaba como base para pinturas faciales y corporales.

La chía no contiene gluten: a diferencia de otros grano de cereal como el trigo, la espelta, el kamut, el centeno y la cebada, la chía no contiene gluten. Esto la hace ideal para las personas celíacas y con sensibilidad al gluten.

La chía es un alimento antialérgico, lo que significa que la mayoría  de la gente no tiene ningún problema al consumirla.


Temas relacionados:
Recetas con semillas de chía

No hay comentarios:

Publicar un comentario