viernes, 22 de mayo de 2015

Remedios caseros para pieles envejecidas y extremadamente resecas



Hay infinidad de fórmulas diferentes para lograr un cutis sano y radiante, ya que es el sueño de toda mujer, lograr que su piel se vea como la de un bebe. No obstante, algunas estrategias sencillas pueden ayudarnos a que esa zona se vea y se sienta mucho mejor.


AGUACATE
Las mujeres sudamericanas utilizan el aguacate como crema de día para proteger la piel del sol y del exceso de sequedad.
El aguacate contiene activos que contribuyen de forma eficaz a la estimulación de la vida celular y por tanto a luchar contra las arrugas. El aguacate es muy rico en aceites grasos insaturados, capaces de aportaar a la piel elasticidad y nutrición, además de poseer un destacable poder antiarrugas. También es muy utilizado en fórmulas para cosméticos solares por su efecto protector ante las radiaciones.

CALENDULA 
la calendula es una flor de color naranja, similar a la margarita. Desde la antiguedad se utilizaban sus flores para hacer desinfectantes para las heridas. Sus hojas también se aprovechaban para bajar la fiebre. Tiene efectos beneficiosos tanto para la salud como para la belleza. Se utiliza en infusiones para mejorar los problemas de varices y como tonificante circulatorio, ya que es rica en flavonoides, sustancias que mejoran la circulación. Como cosmético, se emplea para intensificar el color y el brillo de los cabellos pelirojos. Y se incluye en la fórmula de gran variedad de productos especialmente creados para cuidar las pieles grasas, acneicas y con manchas y sensibilidad extrema. Posee propiedades antisépticas y cicatrizantes, además de ser muy beneficioso para pieles irritadas y sensibles.



REMEDIOS CASEROS PAPIELES ENVEJECIDAS Y SECAS
1. Pon en un recipiente la pulpa de un aguacate maduro, añade 3 cucharadas de nata, 1 cucharada de pétalos de caléndula y 1 cucharadita de aceite de moka o aceite de almendras dulces. Batelo bien en la bátidora y mantenlo aplicado durante 20 minutos en el rostro, cuello y manos. Lavar con abundante agua.

Estas mascarillas es muy apropiada para pieles envejecidas, extremadamente secas y con falta de vitalidad. Estira progresivamente las arrugas de expresión y deja una piel radiante.


2. Mezcle 1 aguacate maduro con 1 clara de huevo y un chorrito de leche entera. Pásalo por la batidora y aplicatelo en el rostro. Mantenla puesta durante 20 minutos aproximadamente.
Esta mascarilla es aconsejable para todo tipo de pieles, excepto para las grasas y acneicas. Con su úso periódico, el aspecto reseco y el tacto áspero desaparecen. Su textura es suave y ligera; por tanto, resulta muy agradable su aplicación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario