sábado, 13 de junio de 2015

3 Exfoliantes con almendras para una piel suave



La capa inferior de la piel produce continuamente células nuevas, que tardan de tres a cinco semanas en llegar a la capa superior. Éstas reemplazan a las antiguas células superficiales que ya han muerto.
Las escamas de piel muerta van desprendiéndose poco a poco, permitiendo la regeneración y dando paso a una nueva capa de piel. Para evitar la acumulación de estas células muertas hay que realizar periódicamente una exfoliación.

Las personas con tendencia a tener la piel grasa, sufrirán más la proliferación de granitos, pués la acumulación de células muertas impide la salida del sebo por los poros, pudiendo crear infecciones.

Si a tu piel le falta suavidad, transparencia y frescura, sin duda necesita una buena exfoliación.
Pero qué es esto de lo que tanto se habla y que muchas mujeres dicen hacerse periódicamente? Pués bien se trata de un sencillo tratamiento que puedes realizar en tu propia casa.

A continuación te traemos tres diferentes recetas caseras de exfoliantes con almendras que  puedes realizar en tu propia casa. Te gustarán!.



1. EXFOLIANTE DE AVENA CON ALMENDRAS
Mezcla en partes iguales 1 cucharada de avena en hojuelas, 1 de almendras molidas y 1 de salvado de trigo. Añade 10 gotas de zumo de limón si tu piel es grasa, o 6 gotas de aceite de germen de trigo si tu piel es seca. Aplica esta mezcla en todo tu rostro, cuello y escote, con suaves movimientos con el fin de eliminar las células muertas que se hallan acumulado sobre tu piel.

2. EXFOLIANTE DE CÁSCARA DE LIMÓN CON ALMENDRAS
Mezclar 1 cucharada de harina de avena, la ralladura de 1 limón y 1 cucharada de almendras molida. Dejará tu piel suave y tersa.

3. EXFOLIANTE DE ALMENDRAS
Moler 6 almendras sin cáscaras, hasta que queden bién trituradas. Si tu piel es seca añade 1/2 cucharadita de aceite de almendras o de tu crema hidratante para que la mezcles y masajear por todo el rostro.

Hay un tipo de exfoliación para cada tipo de piel, si tu piel es más bien seca, será suficiente con realizar este tratamiento una vez por semana, si es grasa, generalmente se aconseja dos veces por semana, y si es sensible una vez al mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario