domingo, 16 de agosto de 2015

5 Remedios efectivos para los callos de los pies




Quieres tener unos pies suaves y libres de callos, para poder lucir esas hermosas sandalias en verano, pues con estos consejos para exfoliarse los pies sólo te  tomará unos minutos.

Las plantas de los pies son veinte veces más gruesas que la mayoría de las otras áreas de tu cuerpo, y es por eso que puedes usar ingredientes abrasivos como la sal, el azúcar y la harina de maíz para deshacerse de los callos y suavizar tus pies. He aqui algunas recetas  para concentir tus pies. Aplícalas !realmente suavizan la piel!

Le puede interesar leer "Depilación con azúcar"

-TORONJA:
La toronja fresca es un excelente exfoliante.
Remoje sus pies en agua fría hasta los tobillos y frote rebanadas de toronjas sobre ellos. Frote con azúcar y métalos nuevamente en el agua fría. Después de exfoliarse, enjuágueselos, séqueselos y dé masajes con una crema de menta o cítrica para el cuerpo o para los pies.

-LIMA: 
Pruebe el mismo tratamiento, sustituyendo la toronja por rodajas de limón, y un puñado de harina de maíz de grano grueso, por el azúcar.

-AGUACATE:
El aceite de aguacate es extremadamente hidratante y rico en vitamina E.
Después de hacer uno de los tratamientos antes mensionados, dé un masaje en los pies con un poco de aceite de aguacate.

VINAGRE BLANCO:
1/4 de taza de vinagre blanco. 1/4 de vaso de agua caliente, 1/4 de vaso de enjuague bucal y una piedra pómez. Remoje sus pies con ésta mezcla y frota con la piedra pómez. Después de exfoliarse, enjuágueselos, séqueselos y dé masajes con una crema de menta o cítrica para el cuerpo o para los pies.




PARA LOS CALLOS :

Ingredientes:
- Recipiente grande con agua caliente;
- Un tazón pequeño;
- 10 Pastilla de aspirina
- 1 limón;
- calcetines de algodón;
- Crema hidratante;
- Una envoltura de plástico;
- Sal de Epsom.

Instrucciones:
1. Llene el recipiente grande con agua caliente (tan caliente como pueda soportarla), añadir un poco de sal de Epsom al agua y coloca sus pies en ella durante al menos media hora.
2. Triture las aspirinas, y las  pone en el tazón pequeño y añade el jugo del limón, se debe obtener  una pasta espesa.
3. Lleve sus pies fuera del agua y frotelos con una toalla para deshacerse de algún exceso y luego secarlos.
4. Aplicar la pasta de limón y aspirina a sus pies y posteriormente envolverlos en el plástico.
5. Usar también calcetines más la envolturas de plástico para que sus pies suden.
6. Manténgase así entre 4 y 6 horas, a continuación, desenvolver y lávese los pies con agua y jabón.
7. Ponga un poco de crema hidratante en los pies y ponerse de nuevo los calcetines y permanecer con ellos toda la noche.

Verá los resultados haciendo esto todos los días durante dos semanas hasta que sus pies esten suaves como los pies de un bebé.

Temas de interes:






No hay comentarios:

Publicar un comentario