domingo, 29 de mayo de 2016

Los mejores té para la salud



Nuestro cuerpo se oxida constantemente y nosotros contribuimos con ese proceso cuando comemos alimentos que han sido refinados y procesados, o fritos en grasas y aceites  a altas temperaturas. Ahora bien, nuestro cuerpo no esta diseñado para defenderse de una gran cantidad de radicales libres y cuando consumimos muchos alimentos que fomentan la aparición de estos radicales libres, nuestras células envejecen de forma prematura, y contribuimos a ocasionar la enfermedad.

El té puede inhibir la presencia de tumores y retardar el crecimiento de los que ya existan. En un estudio realizado en la Universidad de Kansas, descubrieron que el poder antioxidante del té es casi 100 veces mayor que el de la vitamina C y 25 veces mayor que el de la vitamina E para proteger el ADN de los daños causados por los radicales libres, los cuales aumentan el riesgo de cáncer. Los investigadores también encontrarón que el té contribuye a detener la reproducción de células cencerosas, por medio de la promoción de apoptosis, un proceso celular normal que causa la muerte de ciertas células, pero sin afectar las sanas.

Gracias a los antioxidantes como los flavonoides que posee el té podemos destruir los radicales libres y desacelerar el proceso de enfermedad.
Básicamente los té se preparan mediante la infusión de hojas, semillas, cáscaras, raíces o corteza de hierbas en agua hirviendo. Preferiblemente, estos tés deben ser sumergidos en recipientes cerrados a fin de retener los aceites esenciales. Además, optar por el acero inoxidable, vidrio o utensilios de cocina de hierro fundido para hacer un té de hierbas saludable.

A continuación te damos una lista de algunos té e infusiones de hierbas y sus poderosos beneficios:

1. Té blanco:
Tiene la mayor cantidad de flavonoides, después le sigue el verde, luego el Oolong y por último el negro. No importa cual té consumas porque la diferencia en las cantidades de flavonoides son pequeñas.

El té negro disminye el riesgo de cáncer de ovario, previene el cáncer de pulmón y reduce los triglicéridos y el colesterol.
Tomar té negro y seguir una dieta moderadamente baja en grasa, colesterol y ácidos grasos saturados, reduce significativamente el colesterol y puede reducir el riesgo de enfernedad coronaria.

2. Té verde:
Este es el té de hierbas más popular que proviene de las hojas de la planta Camellia sinensis. Se reduce el colesterol, aumenta la inmunidad, combate la enfermedad cardiovascular, reduce el riesgo de trombosis, protege el hígado, regula los niveles de glucosa, y controla la artritis reumatoide.
El consumo regular de té verde también previene la caries, evita la intoxicación alimentaria, y ayuda en la pérdida de peso (aumento de la oxidación de grasas). Además, protege las células cerebrales de la muerte y restaura las células cerebrales dañadas.
Por lo tanto, tomando el té verde ayuda a retrasar el deterioro relacionado con la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson. Por otra parte, se ha encontrado que el té verde inhibe el crecimiento de células cancerosas. En el lado negativo, sin embargo, puede causar insomnio, ya que contiene cafeína.

Media taza al día puede reducir el riesgo de presión alta en un 50%
El té de hierbas sin cafeína son calmantes para la mente y el cuerpo. Ellos apoyan la salud del corazón, ayuda en la digestión, promueve la energía, estimulan los órganos internos, y tienen un efecto calmante.

El cáncer de seno es mucho menos freecuente en mujeres de paises en los que consumen gran cantidad de té verde. El consumo regular de té verde puede prevenir la recurrencia de cáncer de seno en fase temprana.

Los polifenoles del té verde ayudan a prevenir la propagación del cáncer de próstata poque acivan los sistemas moleculares que evitan la proliferación y propagación de los vasos sanguíneos que contribuyen a la formación de tumores. Ayudan a inhibir el crecimiento de los tumores asociados al cáncer.

El té verde también ayuda a mejorar los problemas de cáncer de  piel. El té aplicado sobre la piel reduce el daño entre 5 y 10 días inhibiendo los procesos inflamatorios.

3. Té Rojo:
El té rojo tiene su color debido a que ha sido sometido a un proceso de maduración: las ojas se comprimen y se almacenan durante años en unas condiciones controladas de temperatura y humedad. El té rojo es un potente antioxidante, que actúa  favoreciendo el trabajo del hígado. Ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL ( el que produce obstrucción de las arterias y triglicéridos), mientras que incrementa los valores de colesterol HDL ( el que ayuda a limpiar las arterias). Aumenta la producción de jugo gástrico, por lo que ayuda a una buena digestión.

4. Té de Manzanilla:
 Sirve como un gran relajante y funciona como un sedante natural. La manzanilla alivia las membranas mucosas inflamadas y alivia el insomnio y la ansiedad. Además, se puede aplicar bolsas de té de manzanilla congelados en forma de compresas para tratar la irritación de la piel y reducir la hinchazón en los ojos.

5. Te de Menta: 
Esta infusión tiene un sabor agradable y refrescante. Además, le ayuda a mantenerse alerta y concentrado. Tiene antiviral, antimicrobiana, descongestionante y cualidades antiespasmódicas.
Por lo tanto, curar el dolor de cabeza, malestar estomacal, náuseas, ardor de estómago, gases intestinales, flatulencia, cólicos del bebé, problemas de sinusitis, síndrome del intestino irritable, y los calambres menstruales son algunos de los beneficios más comunes de beber té de menta.

Al ser un relajante muscular efectivo, se considera como un remedio maravilloso en el hogar, además alivia  del estrés y puede ayudarle a deshacerse del mal aliento.

6. Té de jengibre:
Es muy beneficioso para deshacerse de las náuseas. Las mujeres embarazadas pueden tomar la solución como un remedio natural para las náuseas matutinas. (pero antes de tomar debe consultar al médico).

Además, es útil cuando se trata de dolores de cabeza y de migraña. Cura  el resfriado común, gripe, dolor de garganta, indigestión, flatulencia, diarrea, dolor de la artritis, el asma, el mal aliento, y así sucesivamente.

7. Té de Diente de león:
Este té de diente de león tiene un agradable sabor dulce. Por otra parte, se considera bueno para la salud, ya que purifica la sangre, limpia el sistema, estimula la producción de bilis y contribuye a la pérdida de peso.

Con su consumo frecuente se aumenta la inmunidad, evita la pérdida de memoria relacionada con la edad, alivia la hinchazón, cura el estreñimiento, reduce la anemia, previene los cálculos renales, y reduce la inflamación asociada con enfermedades degenerativas como la artritis, el reumatismo y la vesícula biliar.

8. Té de Melisa: 
Calma los nervios, alivia el dolor nervioso, fortalece la memoria, y mejora su estado de ánimo. De hecho, la combinación de esta hierba  con la valeriana es eficaz en la curación de la ansiedad, el estrés y trastornos 
Además, se puede hacer un bálsamo con limón infusión  para tratar el herpes labial y los brotes de herpes.

9. Té de Rosa Mosqueta:
Se prepara a partir de las rosas aplastadas. El té tiene un sabor suave y funciona como una terapia eficaz para prevenir y aliviar el resfriado y la gripe.
El Té de rosa mosqueta también ayuda en el tratamiento de asma, bronquitis, alergias, enfermedades cardiovasculares, infecciones del tracto urinario, retención de agua, mareos, el estrés, el reumatismo, También da  vitalidad y ayuda en la regulación hormonal.

10. Té de Valeriana:
Funciona como un sedante natural y tranquilizante suave. Por lo tanto, sirve como un remedio herbario eficaz para el dolor de cabeza, insomnio, palpitaciones, ansiedad, hipertensión, calambres menstruales, etc. Otra ventaja de tener té de valeriana es que no es probable que se vuelvan adictos a ella.

11. Té de Canela: 
La canela es genial para aquellos que sufren de diabetes, ya que mejora la capacidad de la insulina para metabolizar el azúcar. Además, funciona como un estimulante del apetito y cura problemas gastrointestinales como gases intestinales, flatulencia y malestar abdominal.

12. Té de Ortiga:
El té de ortiga es utilizado para estimular el apetito, reparar las uñas rotas, proteger contra la pérdida de cabello, reducir la retención de agua, aliviar los espasmos musculares, combatir problemas respiratorios, aumentar la fertilidad, lidiar con las alergias (fiebre del heno), y tratar el hígado, el bazo y los trastornos intestinales. Como esta bebida es rica en calcio, se puede beber té de ortiga para sanar los músculos y enfermedades de las articulaciones.

13. Té de Regaliz: 
Es útil para el tratamiento del asma, tos, congestión bronquial, úlceras péptidas, úlceras bucales, dolor de estómago, reflujo ácido, la obesidad y las infecciones virales. Esta infusión de hierbas es especialmente bueno para aquellos que están tratando de dejar de fumar.

Esta hierba tiene un compuesto similar al estrógeno, reduce los síntomas asociados con el síndrome premenstrual, la menopausia y el síndrome de ovario poliquístico.

La contraindicación es que el consumo prolongado de este té puede llevar a un edema menor y la presión arterial alta (que hace que el cuerpo mantenga sodio).

14. Té de Hinojo: 
Ayuda en los problemas respiratorios de las vias superiores y favorece la digestión al relajar el músculo que recubren el tracto gastrointestinal.

15. Té de Calendula: 
Este té es particularmente bueno para las personas que se ocupan de trastornos gastrointestinales tales como úlceras pépticas y gastritis. Se desintoxica el cuerpo, protege el hígado, el tratamiento de infecciones virales, y lucha contra el envejecimiento. Además, ayuda a regular el ciclo menstrual y aliviar las molestias de la menopausia en las mujeres.

También se puede utilizar como un lavado de ojos para curar la conjuntivitis. Por otra parte, hacer gárgaras con la infusión alivia la garganta y la boca e inflamaciones dolorosas. Se sugiere no consumir de más de tres tazas de este té de hierbas en un día.

16. Té de Flor del hibisco: 
Esta bebida sabrosa y refrescante es beneficiosa para los adultos con hipertensión leve ya que ayuda a disminuir la presión arterial.
Además, se reduce el colesterol malo (LDL), combate enfermedades del corazón, trata los problemas del hígado, y mejora la inmunidad. Es rico en antioxidantes, elimina los radicales libres y ayuda a mantener una buena salud. Se puede disfrutar, tanto caliente como té helado.

Si se esta tomando algún farmaco, asegúrese de consultar con su médico de antemano porque ciertas hierbas pueden interferir con algunos medicamentos recetados y reducir su eficacia. Además, algunas de las hierbas mencionadas anteriormente puede no ser adecuado su consumo durante el embarazo.

Como ya conocemos todos los beneficos que nos ofrece el té , es hora de que comencemos a beberlo para ver los cabios importaantes o significativos en nuestro cuerpo. Asi que adelante, preparese una taza de su té preferido y comience con la dieta del té.




No hay comentarios:

Publicar un comentario